Delfines

Delfín moteado del Atlántico
Stenella frontalis

Probablemente es el delfín más curioso de los que viven en Canarias. Con frecuencia se aproximan a la proa de las embarcaciones.

Se conoce otra especie bastante parecida, el delfín moteado pantropical Stenella attenuata de distribución restringida a aguas tropicales. Aún no se ha referenciado su presencia en Canarias aunque es abundante en las vecinas islas de Cabo Verde.

Identificación: El cuerpo es robusto, con aleta dorsal curvada y numerosas manchas que van apareciendo con la edad. Los juveniles no están moteados y el color general es gris con tonos claros y rosados hacia la zona ventral. Las manchas empiezan a aparecer por la zona ventral y son de color oscuro a diferencia de las motas dorsales que son claras. De 30 a 42 dientes en cada lado de la mandíbula.

Tamaño: Con respecto al tamaño y a la variaciones observadas entre poblaciones es posible que existan dos razas geográficas diferentes, una continental de mayor tamaño (de hasta 2,29 metros) y otra asociada a islas oceánicas más pequeña. En Canarias los delfines moteados se alejan de muchas de las características que referencia la bibliografía: los ejemplares adultos no superan los 1,9 m, e incluso por las diferencias de coloración existentes con los ejemplares del mar Caribe podría tratarse de una especie exclusiva de las islas macaronesicas.

Crías y juveniles sin motas. Pueden parecerse al delfín mular (T. truncatus), aunque en los avistamientos se diferencian por el tamaño, el nº de ejemplares en los grupos y sobre todo por el comportamiento, mucho más curioso y confiado en el delfín moteado.

Subadulto. Con motas en el cuerpo pero ausentes en las aletas

Adulto. Con motas también en las aletas


Adulto. Motas en la aleta dorsal y pectorales
Adultos y subadultos.

Biología: No se conoce mucho sobre su biología reproductora. Forman grupos numerosos, a veces más de 200, de adultos con crías y juveniles. La alimentación esta basada en peces y cefalópodos meso-pelágicos.

Distribución: Especie exclusiva del Atlántico, en aguas tropicales y cálidas.

Hábitat: El delfín moteado del Atlántico es de hábitos oceánicos. Se suele avistar con preferencia a una profundidad de entre 600 y 900 m.

Avistamientos: Frecuentes o comunes durante invierno y primavera aunque desde la última década están presentes todo el año. En Canarias se observan con regularidad en todas las islas.

Comportamiento: atraidos y curiosos con los barcos.


Patrón moteado característico de adultos

Los juveniles sin motas

Delfín moteado Atlántico frente a Puerto del Rosario. Fuerteventura


Delfín moteado del Atlántico. Tenerife
Inicio
delfines

M.Carrillo 2018 ©www.canariasconservacion.org