Delfines

Delfín moteado del Atlántico
Stenella frontalis

Probablemente es el delfín más curioso de los que viven en Canarias. Con frecuencia se aproximan a la proa y saltan aprovechando la velocidad o las olas que producen las embarcaciones. Los juveniles, que no presentan las manchas de los adultos, pueden parecerse al delfín mular (T. truncatus), aunque en los avistamientos se diferencian por el tamaño de los grupos y sobre todo por el comportamiento, mucho más curioso y confiado en el delfín moteado.

Se conoce otra especie bastante parecida, el delfín moteado pantropical Stenella attenuata de distribución restringida a aguas tropicales. Aún no se ha referenciado su presencia en Canarias aunque es abundante en las vecinas islas de Cabo Verde.

Identificación: El cuerpo es robusto, con aleta dorsal curvada y numerosas manchas que van apareciendo con la edad. Los juveniles no están moteados y el color general es gris con tonos claros y rosados hacia la zona ventral. Las manchas empiezan a aparecer por la zona ventral y son de color oscuro a diferencia de las motas dorsales que son claras. De 30 a 42 dientes en cada lado de la mandíbula.

Tamaño: Con respecto al tamaño y a la variaciones observadas entre poblaciones es posible que existan dos razas geográficas diferentes, una continental de mayor tamaño (de hasta 2,29 metros) y otra asociada a islas oceánicas más pequeña. En Canarias los delfines moteados se alejan de muchas de las características que referencia la bibliografía: los ejemplares adultos no superan los 1,9 m, e incluso por las diferencias de coloración existentes con los ejemplares del mar Caribe podría tratarse de una especie exclusiva de las islas macaronesicas.


Juvenil sin motas

 

Subadulto. Con motas en el cuerpo pero ausentes en las aletas
 

Adulto con motas también en aletas
 

Adulto. Motas en la aleta dorsal y pectorales
 

Adultos.
 

Biología: No se conoce mucho sobre su biología reproductora. Forman grupos numerosos, a veces más de 200, de adultos con crías y juveniles. La alimentación esta basada en peces y cefalópodos meso-pelágicos.

Distribución: Especie exclusiva del Atlántico, en aguas tropicales y cálidas.

Hábitat: El delfín moteado del Atlántico es de hábitos oceánicos. Se suele avistar con preferencia a una profundidad de entre 600 y 900 m.

Avistamientos: Frecuentes o comunes durante invierno y primavera aunque desde la última década están presentes todo el año. En Canarias se observan con regularidad en todas las islas.

Comportamiento: atraidos y curiosos con los barcos.


Patrón moteado característico de adultos

Los juveniles sin motas

Delfín moteado Atlántico frente a Puerto del Rosario. Fuerteventura


Delfín moteado del Atlántico. Tenerife
Inicio
delfines

M.Carrillo 2018 ©www.canariasconservacion.org